Espeleobuceo, actividad que contribuye a la ciencia en México

0

Ciudad de México 25 Noviembre (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-El especialista en biología, Fernando Álvarez Noguera, consideró que a pesar de que el espeleobuceo es una actividad con pocos años en México, ha permitido hallazgos muy importantes para el avance del conocimiento y las ciencias en el país.

Entrevistado en esta ciudad en exclusiva para Notimex, recordó que el buceo en cenotes y en cavernas en México empezó a formalizarse como una actividad común apenas a finales de los años 80.

Fue entonces cuando inició a elaborarse un primer mapa de parte de los sistemas de cavernas inundadas que hay en la Península de Yucatán, como un plan para iniciar una exploración más efectiva y organizada.

Desde entonces hay muchos descubrimientos muy importantes derivados de esas exploraciones, pues el número de buzos ha aumentado, y la tecnología para el buceo ha evolucionado rápidamente de la mano de la realidad virtual, sensores, y cámaras, entre otros.

Entre los hallazgos más sonados está el de un esqueleto en un cenote de Quintana Roo.

El esqueleto, casi intacto, tiene unos 12 mil años y sus descubridores creen que perteneció a una joven, de unos 15 años de edad, a la cual la bautizaron como “Naia”, el cual es considerado uno de los hallazgos científicos más fascinantes de los últimos tiempos.

“En cuanto a fauna, por ejemplo, que es mi especialidad, en la Península de Yucatán tenemos a los remipedios, que es un grupo de crustáceos que han modificado por completo la manera en la que se deben calificar todos los artrópodos”, señaló.

Aquí también se logró descubrir y describir al primer crustáceo venenoso del mundo, que es un remipedio o “crustáceo ciego” de la Península de Yucatán.

De igual modo, hace poco más de dos años, Álvarez Noguera y su equipo lograron describir una ruta quimiosintética, que es una ruta paralela al proceso de fotosíntesis, pero es una “quimiosíntesis”.

Es decir, que es una ruta en donde se forma materia orgánica a través de bacterias y otros elementos inorgánicos que sirven para dar sustento a la fauna que habita en los cenotes y cuevas, precisó.

“Y no solo hablamos de hallazgos biológicos, hablamos de información valiosa sobre hidrología, geología, arqueología, medio ambiente e interesantísimos todos”, añadió el investigador titular del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Todos estos son descubrimientos muy recientes, y lo más importante es que se ha logrado recopilar información y perspectivas sobre la evolución de la vida en esta región, que, según el entrevistado, tiene una importante precisión.

“Hoy ya sabemos ante que estamos, pero el descubrimiento más relevante desde mi perspectiva es que aún hay muchas cosas por descubrir en los cenotes y cuevas de la Península”, dijo.

Independiente de ese logro, quienes se han dedicado al buceo de cavernas en México, han empezado a sostener la idea de que la salud de los ecosistemas que están en las cuevas, dependen de los ecosistemas de la superficie.

“Hay una conexión vertical, que nos indica y nos debe servir para conservar también los ecosistemas de la superficie, pues todo indica que no se puede devastar las selvas, sin creer que eso no tendrá un impacto en los acuíferos.

“La superficie y los ecosistemas subterráneos están más conectados de lo que pensábamos y por ello, el llamado es a hacer todos los esfuerzos posibles por conservar, pues aún hay mucho por descubrir en el mundo subterráneo”, indicó.

Álvarez Noguera fue entrevistado en el marco de las actividades del Primer Festival de Buceo Sustentable, que se llevó a cabo en días pasados en esta entidad y que reunió a buzos profesionales y aficionados de diversas partes del país.

Share.

About Author

Comments are closed.

Derechos Reservados 2017. CDMX DIGITAL.